Porsche 911 [1963-1974]

Corría el año 1963 cuando, en el Salón del Automóvil de Frankfurt, fue presentado el Porsche 901. Pero, ¿cómo 901? Sí. Un año más tarde tuvo que ser renombrado a Porsche 911, comenzando la verdadera historia de esta leyenda.

¿A qué se debió el cambio de nombre? Resulta que el 901 ya había sido registrado por Peugeot, por lo que hubo que cambiarle el nombre a 911 para evitar futuros problemas. Lo cierto es que existen rumores de que se llegaron a producir algunos modelos con el nombre de 901, por lo que serían de las versiones más cotizadas hoy día.

Orgulloso heredero del modelo 356, el Porsche 911 se caracterizaba por su motor bóxer de seis cilindros, situado por detrás del eje trasero, lugar poco común, por cierto. Gracias a sus 130 caballos de potencia y su reducido peso, era capaz de alcanzar 210 km/h. Es interesante destacar que la tracción trasera de aquella primera versión persiste hasta nuestros días en el modelo actual.

Dos años más tarde de su presentación inicial, se lanzaron al mercado dos variantes: el 911S y el Targa. El 911S fue una versión que desarrollaba más potencia, concretamente 160 caballos. Por cierto, fue el primero que llevó las tan apreciadas llantas firmadas por Fuchs.

Sin embargo, habría que esperar hasta el año 1972 para que apareciera uno de los modelos más cotizados de los 50 años de la vida del Porsche 911: el Carrera RS 2.7. De hecho, se le conoce también como "cola de pato" por la forma característica de su alerón trasero. Con respecto a la parte técnica, desarrollaba 210 caballos de potencia para los menos de 1000 kg que pesaba. Hoy en día, las pocas unidades que aún se pueden ver por las carreteras son piezas de auténtico coleccionista, siendo muchos los Porsche clásicos y modernos que imitan la forma de su alerón trasero.

Los comentarios están cerrados.