Porsche 911 (993) [1993-1998]

Con una vida de producción de apenas seis años, el 993 tuvo el honor de ser el último de los 911 refrigerado por aire. Es por ello que para muchos sigue teniendo la esencia de un 911 auténtico.

Una de las características técnicas de este modelo 993 es su chasis, construido por primera vez enteramente en aluminio, mejorando su nivel de agilidad. Aunque este modelo estuvo disponible en las versiones de Carrera, Carrera 4, Carrera 4S y Targa (este último con el techo eléctrico de cristal que se deslizaba por debajo de la luneta trasera), no hay duda de que la versión Turbo del 993 ha sido la que ha marcado la diferencia en la evolución del Porsche 911.

Podría decirse que el Porsche Turbo con alerón trasero más impresionante de la historia equipaba por primera vez un motor biturbo con las emisiones más bajas de sus contemporáneos allá por el año 1995. Además, otra de las innovaciones de este modelo fueron las llantas de aluminio con radios huecos, incorporadas a la versión Turbo de tracción integral.

A pesar de estar a la venta sólo desde 1993 a 1998, hoy en día es uno de los modelos más cotizados de la historia de Porsche, más incluso que su predecesor y su modelo posterior. En 1998 el 993 recibió una importante actualización en su motor, pasando de tener un motor 3,6 con 430 caballos, a uno con 450 caballos.

Cierto es que el modelo Turbo fue una leyenda, pero hubo una versión aún más deportiva: el GT2. Esta versión estaba dirigida a todos aquellos que querían las máximas prestaciones en circuito. Es por ello que podemos hablar de ese modelo como un utilitario de calle homologado como de competición.

Los comentarios están cerrados.